Los automóviles de color gris o plata fueron los que más pasaron por los talleres de chapa y pintura en el último año, según datos de un reciente estudio de PPG Refinish, que recoge el conjunto de las operaciones de repintado realizadas por los pintores españoles clientes de la marca durante 2016.

Así, el 31% de los trabajos de los talleres se realizaron sobre automóviles de color gris, seguidos por los realizados en vehículos blancos (23%) y negros (16%). La lista de vehículos, o colores, más repintados se completa con los acabados de las familias Azul (12%), Rojo (10%), Verde y Beis (3%), Marrón (2%) y Amarillo (1%).

Respecto al tipo de acabado dominante, casi tres de cada cuatro operaciones en el taller se hicieron sobre automóviles con tonos metalizados (72%), mientras que los colores sólidos apenas suponen un 28% del total. Sobre esta cifra, los bicapa (95%) representan la amplia mayoría, mientras que las reparaciones de colores tricapa sólo suponen un 5% del total, según el informe de PPG Refinish.

Por su parte, el 56% de las fórmulas de color empleadas son “Prime / nº1”, es decir, el color diseñado originariamente por el fabricante, mientras que el 44% restante corresponde a variantes de fórmulas de color realizadas por PPG para poder igualar aquellos colores que no son exactamente iguales al original.

Gracias al uso del espectrofotómetro Rapidmatch de PPG, los pintores tienen una mayor facilidad de acceder a las fórmulas que mejor se ajustan al color real del vehículo, por lo que el porcentaje del uso de estas variantes tiene cada día, según la marca, un peso mayor en el repintado de vehículos.