El RACE presenta las conclusiones del Observatorio de Conductores del mes de junio, en el que más de mil personas, a través de una encuesta, han dado su opinión sobre las nuevas medidas planteadas por el Gobierno a través del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobado en mayo.

El primer resultado llamativo para el RACE es el del “desconocimiento”, ya que el 63% de los encuestados reconocían no saber los detalles de la nueva norma. Entre los que sí conocían la propuesta, el 51% cree que sus medidas serán “poco o nada eficaces para reducir la contaminación”, y el 55% le otorga una calificación de “regular” o peor.

Esta nueva norma de Cambio Climático limitará el acceso al centro de las ciudades, lo que supondrá, posiblemente, un cambio de hábitos en muchos conductores, según el RACE. Prueba de ello es que solo el 14,2% de los conductores declaran que dichas limitaciones no les afectarán, frente a un 40,6% que les afectará bastante o mucho, y un 44,4% que les afectará algo.

Esa limitación de acceso con vehículo privado, en muchos casos, podría intentar suplirse con los nuevos vehículos de movilidad personal o con transporte público. Sin embargo, el 57% de los conductores asegura que ninguna de esas dos modalidades de movilidad les permitiría llevar a cabo las tareas que habitualmente realizan en el día a día.

A pesar del anuncio por parte del Gobierno de nuevos planes de ayudas para la modernización del parque de automóviles (cuya media de edad supera los 12,5 años), siete de cada diez encuestados descarta casi por completo la compra de un coche en los próximos doce meses. Entre aquellos que sí están sopesando cambiar de vehículo, un 62% lo hará a un coche nuevo y un 30% a uno de segunda mano, con casi un 10% de indecisos. La motorización preferida, pudiendo marcarse varias opciones, es la de los coches híbridos (43%), por delante de los de gasolina (36%) y de los diésel (34%).

El RACE apunta a que ni siquiera con una respuesta abierta los coches eléctricos son capaces de superar un 15% en cuanto a posibilidades de ser la opción elegida, si bien aumentan respecto a enero, donde un 7,3% elegía también esta posibilidad.

Dando la opción de responder sólo una de las posibilidades, el híbrido afianza su liderato (42%, frente al 24,6% de enero), muy por delante del 15% que elige gasolina (23,7% de enero), del 13% diésel (frente al 33,4% de enero) y eléctrico apenas un 12% (frente al 7,3% de enero). Un 60% de los encuestados confiesa que las medidas sobre el cambio climático propuestas por el Gobierno afectan mucho o bastante en su decisión acerca de la motorización del vehículo.

El informe completo se puede consultar pinchando AQUÍ.