Según un estudio de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC), las nuevas fórmulas de movilidad reducirán el número total de automóviles en Europa en 80 millones para 2030, lo cual supone un “recorte” en el parque que se situaría en 200 millones, frente a los 280 actuales, informan nuestros compañeros de Vehiculoprofesional.info.

El estudio, recogido por gopressmobility.be, señala, sin embargo, que el tráfico seguirá aumentando porque los coches compartidos se utilizarán con más frecuencia. Así, según la consultora, uno de cada tres kilómetros recorridos en Europa hacia esa fecha será en algún tipo de coche compartido, una tendencia que ya es visible en las ciudades y en el campo.

Asimismo, el desarrollo de la electrificación y la conducción autónoma alimentará el crecimiento de la movilidad compartida. Los expertos de PwC calculan que un vehículo compartido conducirá una media de 58.000 kilómetros al año, aproximadamente el equivalente a un taxi, frente a los 13.230 kilómetros de un coche no compartido.

Una buena noticia para los fabricantes es que los vehículos compartidos deberán ser reemplazados antes que un coche individual, rotación que se prevé en 3,9 años en lugar de los 17,3 años actuales. Esto supone, según PwC, que el número de matriculaciones de automóviles nuevos debería aumentar hasta los 24 millones de unidades al año para 2030.