La actividad de los talleres aumentará un 11% en 2021, lo que supone recuperar prácticamente la mitad de la caída sufrida durante el pasado ejercicio en el que el sector descendió un 20%, según los datos de la consultora GiPA recogidos por Euromaster.

También se prevé en 2021 una recuperación del uso del coche, que se desplomó un 20,9% en 2020 debido a la pandemia. El avance será de un 15,4% aunque tardará, al menos, cuatro años en recuperar los niveles pre-Covid y provocará que muchos conductores opten por llevar su vehículo al taller (a mayor uso, mayor desgaste).

Desde Euromaster destacan que el sector de los talleres mira, con especial interés, el fin del Estado de Alarma, previsto para el 9 de mayo, porque acabará con las restricciones de movilidad. Además, su atención está puesta en la evolución del proceso de vacunación y si se alcanzará el objetivo de la UE de que el 70% de la población adulta esté vacunada antes del verano. Si esto es así, será un impulso para su actividad ya que permitirá un notable repunte del número de viajes y, por ende, de las visitas al taller.

También es importate el turismo, que es consumidor asiduo del taller especialmente en los meses de verano. Solo en el mes de julio, los negocios de posventa suelen registrar el 11% de la facturación del año, porcentaje que supone un 3% más que en meses como los de marzo y abril. Es en la temporada de verano cuando los conductores hacen los desplazamientos más largos y están más horas en la carretera, lo que pone a prueba la mecánica de los vehículos.

Si bien la mayor movilidad jugará a favor de los talleres este año, estos negocios deberán lidiar con un parque más envejecido cuya edad media alcanza los 11,6 años, según GIPA. “Cuanto más viejo es un coche menos pasa por boxes, pues ni está en garantía ni tiene una póliza a todo riesgo”, indican desde Euromaster. Así, se estima que el número de coches en garantía o con extensión de garantía caiga un 9% en 2021.

Las matriculaciones alcanzaron las 851.000 unidades en 2020, un 32% menos respecto a 2019, mientras que las bajas alcanzaron las 612.000 cuando la diferencia entre ambas un año antes era superior a los 500.000 vehículos. De hecho, la edad media de achatarramiento -la vida media de un vehículo en circulación- está a las puertas de alcanzar los 20 años.