Las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de los coches nuevos vendidos en España en el primer semestre del año se situaron en 113 gramos por kilómetro recorrido, lo que supone una bajada del 4,2% respecto a la media del mismo periodo del año pasado, según datos de la consultora MSI para Faconauto.

Pese a que la reducción ha sido significativa, la patronal de los concesionarios considera que, con la configuración actual del mercado y con el impacto que ha tenido el Covid-19 sobre las matriculaciones, será imposible que el sector pueda cumplir con el objetivo de emisiones medias de 95 gramos establecido por la Unión Europea para el conjunto de 2020.

grafico emisiones faconauto

Faconauto explica este “importante recorte” sobre todo por el auge que han experimentado las matriculaciones de los denominados “mildhibrid” (tecnología que combina un motor convencional con un sistema eléctrico alimentado por una batería de 48V), que hasta junio han acaparado el 5% del mercado, con un incremento en sus matriculaciones del 95%. Asimismo, los híbridos enchufables han contribuido a reducir las emisiones medias de CO2 al incrementar un 42% sus ventas.

Sin embargo, los vehículos 100% eléctricos, que según la patronal “deberían haber sido claves a la hora de recortar las emisiones”, apenas han contabilizado 5.182 matriculaciones, un 5% menos que en el mismo periodo del año pasado. De esas matriculaciones, una buena parte (1.384) las han automatriculado los concesionarios, mientras que los particulares sólo han comprado 1.170 unidades entre enero y junio, un 38,8% menos.

Al respecto, la patronal indica que, tras reanudarse la actividad de los concesionarios en mayo, algunas marcas han redoblado su presión para que las redes automatriculen eléctricos que les permitan cumplir con el objetivo de emisiones y, de ese modo, evitar las multas previstas por la UE. Lejos de que esta práctica se frene, Faconauto teme que vaya a más en la segunda parte del año.

“Si se contaba con los coches eléctricos para recortar las emisiones de CO2, los compradores nos están diciendo que ese no es el camino”, ha declarado Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto. “Este año se están vendiendo menos modelos electrificados porque no hay suficiente demanda, pese a que la oferta sí que es mayor. Esto quiere decir que se están acelerando procesos, con una normativa muy exigente que ni la sociedad ni el sector están en disposición de cumplir". 

“Además, la situación provocada por la pandemia está suponiendo una traba más”, añade Blázquez. “El fin es la descarbonización, pero se debería pensar en plazos más realistas, adaptados a la gente. Mientras, esperamos que algunos fabricantes trabajen con sus redes y busquen fórmulas para nos trasladar el problema a los concesionarios obligándoles a automatricular vehículos eléctricos para evitar multas”.