Más del 60 % de los conductores españoles ven un futuro positivo para los motores de gasolina y diésel, según el estudio Mazda Driver Project, encargado junto con Ipsos MORI, para el que se preguntó a 11.008 personas de los principales mercados europeos. De media, el 58 % cree que “todavía quedan mucha innovación y mejoras por delante para los motores de gasolina y diésel”, recoge la web de Faconauto.

Por otro lado, el 31% de los conductores espera que los vehículos diésel sigan existiendo a pesar de que los eléctricos sean cada vez más comunes, un porcentaje que llega al 58% en Polonia. Por su parte, el 33% de los conductores indicó que, a mismo coste de mantenimiento que un vehículo eléctrico, preferirían un vehículo de gasolina/diésel, porcentaje que en Italia llegó hasta el 54%.