El 49,37% de los españoles que han comprado un coche este año han preferido que sea diésel, según datos de la consultora MSI para Faconauto. Pese a que este combustible es mayoritario a la hora de adquirir un vehículo, sus ventas parecen resentirse en gran medida en España, aseguran desde la patronal de los concesionarios.

Entre enero y agosto, las matriculaciones de coches diésel han caído un 7,04% respecto al mismo periodo del año pasado, con 419.629 unidades matriculadas. Por el contrario, los de gasolina disparan sus ventas un 21,37% en lo que va de ejercicio y gana terreno entre los conductores españoles, al suponer ya un 45,85% de todas las matriculaciones efectuadas en el país.

Mientras tanto, las ventas de coches movidos con combustibles alternativos tienen un mayor margen de crecimiento, lo que se refleja en los fuertes crecimientos que están experimentando. De acuerdo a MSI, los eléctricos puros se han vendido un 67,97% más en España durante este año, aunque sólo para contabilizar 1.972 matriculaciones.

Más destacado es, según Faconauto, el incremento experimentado por los vehículos híbridos (38.150 matriculaciones), que crecen un 86,47% hasta agosto, suponiendo más del 4% del mercado español.

“Estos datos muestran que el diésel tiene todavía recorrido en nuestro mercado, que tradicionalmente ha sido comprador de este combustible. Ahora bien, esta tendencia está cambiando, en gran medida porque el precio de la gasolina se está equiparando al del diésel y también porque su imagen ha sufrido duros golpes, algunos de ellos injustos”, apunta Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto.

En su opinión, “hay que enfatizar que los fabricantes siguen innovando e invirtiendo para que los motores diésel sean todavía más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, el futuro pasa por las motorizaciones menos contaminantes, para que finalmente acaben predominando aquellas tecnologías que permitan muy bajas o incluso cero emisiones”.