Para la vida diaria y los desplazamientos rutinarios al trabajo o centro de estudios, los consumidores eligen en su mayoría compactos y utilitarios, preferidos por el 70%. Además, el estudio de coches.net apunta a que son las categorías predilectas para contar con una mayor independencia, por delante de berlinas y familiares, que caen un 11% y un 17%, respectivamente, frente a 2017.

Asimismo, de los datos se desprende que, para los amantes de los coches, los 4x4 siguen siendo los favoritos (39%), por delante de las berlinas, que ganan adeptos respecto al año anterior (24% frente a 16%). Los 4x4 también son los preferidos para los que se comprarían un vehículo por capricho (23%).

El principal motivo por el que los usuarios deciden adquirir un vehículo es la antigüedad del mismo (31%), seguido de si el anterior coche está averiado o se averíe con frecuencia (26%) y de buscar un ahorro y menos consumo (19%). En cuanto a la compra de vehículo de ocasión, la principal razón que desencadena la compra es que el anterior coche está averiado o se averíe con frecuencia (24%), seguido de la antigüedad del vehículo (23%), y la búsqueda de ahorro y menor consumo (18%).

En el otro extremo de la lista se encontrarían la conciencia ecológica (7%), el cambio de trabajo, adquisición de un primer coche e independencia (6%) y el cambio de residencia (3%).

Por último, del estudio se extrae que los principales usos que motivan la compra de un vehículo es el desplazamiento al lugar de trabajo o estudios (31%), la posibilidad de viajar en él (23%) y lograr una mayor independencia (14%).