En 20 años, las emisiones de los automóviles se han reducido en más de un tercio, concretamente un 37,5%, según datos de la patronal europea de fabricantes ACEA quien, además, ha añadido que la industria del automóvil invierte anualmente 41.500 millones de euros en innovación para que las emisiones se reduzcan aún más.

Estas inversiones, según sus responsables, se han mantenido incluso durante la crisis, en períodos de grandes caídas de ventas. Aunque, recuerdan también que el parque europeo es aún antiguo y que, por ello, las emisiones del transporte por carretera aún no han logrado las cifras que se esperaban.

Por ello, desde ACEA apuntan a que debe realizarse un enfoque “más ambicioso y global”, actuando sobre la potenciación de los sistemas de transporte inteligente (ITS), la mejora de las infraestructuras o el cambio en la forma de conducir para que sea más eficiente.