Antonio Cobo y Mario Armero, presidente y vicepresidente ejecutivo, respectivamente, de ANFAC han presentado en Madrid la Memoria de Actividades de la patronal en 2016, en la que se recogen las grandes cifras del sector del automóvil en nuestro país durante el pasado año, así como las previsiones de matriculaciones para el conjunto del año 2017, con 1.225.000 turismos, un 6,85 más que en 2016. Para 2018, la previsión habla de 1.280.000 turismos, con un crecimiento del 4,5%.

El año 2016 ha destacado por el incremento de la facturación de las empresas fabricantes y comercializadores de vehículos en España, que alcanzó los 61.900 millones de euros, un 1,7% más que en el año precedente. Si a esta cifra, sumamos la facturación del sector de componentes, unos 34.000 millones de euros, el resultado es que la facturación conjunta de vehículos y piezas suma 95.900 millones de euros.

Según los datos recogidos por la EPA, en nuestro país la industria fabricante de automóviles creó 6.300 nuevos puestos de trabajo en el pasado ejercicio. Un dato del que ANFAC se siente “especialmente orgullosa”, señalaba su presidente, ya que el empleo de la industria española de automoción es “muy cualificado y estable”: el 83% de los trabajadores tienen contrato indefinido. El sector del automóvil representa el 9% de la población activa.

Por su parte, la exportación aumentó el pasado año un 7% superando los 2,4 millones de vehículos, mientras que el valor total superó los 49.400 millones de euros y generó un superávit comercial de récord: 18.300 millones de euros. El sector de automoción representó el 19,4% de las exportaciones españolas en 2016, es decir, siete décimas más que en ejercicio anterior.

En cuanto a la aportación del sector a las arcas públicas, el automóvil generó unos ingresos al erario público de más de 26.600 millones de euros el pasado año, un 3% más que en el año precedente. En el capítulo de IVA en la adquisición de vehículos, el informe de ANFAC especifica que se incrementó un 15,7% respecto al ejercicio anterior, alcanzado los 4.078 millones de euros. En relación al uso del vehículo, destaca el consumo de carburante, una partida que aporta 18.758 millones de euros a las Arcas Públicas, con una aportación del 0,3% más respecto al ejercicio precedente.