Las transferencias de turismos y todoterrenos usados aumentaron un 7,5% en noviembre respecto a las cifras alcanzadas en el mismo periodo de 2017, hasta situarse en las 200.466 unidades, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios Faconauto.

En el acumulado del año, las ventas de vehículos de ocasión se incrementan un 7,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta alcanzar 1.896.724 de unidades transferidas. Con este dato, las previsiones para el cierre de año se mantienen en más de dos millones de ventas, lo que supondría un crecimiento del 6%.

Esta tendencia “alcista” se debe, según Faconauto, al buen momento atravesado por las transferencias de modelos de hasta cinco años, con los de cero a tres años creciendo un 29,7% y los de tres a cinco años un 15%. Este mercado es atendido esencialmente por los concesionarios, que el mes pasado acapararon el 26% de todas las operaciones.

Las previsiones para el cierre de año se mantienen en más de dos millones de ventas, lo que supondría un crecimiento del 6%

Los usados de entre cero y tres años continúan siendo protagonistas del mercado, suponiendo ya el 27% de las ventas, favorecidos además por una creciente demanda, al que acompaña el stock que acumulan los concesionarios. Así, los usados “jóvenes” se han convertido en la primera opción para muchos compradores. Por su parte, los vehículos de ocasión que van de seis a diez años han visto caer sus ventas un 12,9%, mientras que los de más de diez han experimentado un leve crecimiento del 2,9% en noviembre.

“Un mes más, las unidades de “km 0” que venían acumulándose en los concesionarios durante los últimos meses han provocado que las estadísticas de usados de noviembre se hayan visto incrementadas. Además, los concesionarios siguen siendo los principales responsables de la comercialización de los modelos de hasta cinco años, contribuyendo a una mejora de la calidad del mercado de ocasión”, ha asegurado Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto.

Por comunidades autónomas, más de la mitad ha visto caer sus ventas de usados en noviembre con Ceuta a la cabeza (-13%), seguida de Baleares (-10,4%), Navarra (-9,2%), Castilla y León (-8,1%), Melilla (-7,6%), Extremadura (-7,3%), Asturias (-7%), País Vasco (-6,4%), Andalucía (5%), Murcia (-4,7%), Galicia (-4,4%), Cantabria (-3,9%) y La Rioja (-2,4%). Por su parte, las ventas de usados han crecido con mucha fuerza en las regiones de Castilla-La Mancha (33%), Cataluña (32,7%), Comunidad de Madrid (18,9%) y Canarias (12,3%), mientras que el crecimiento fue menor en la Comunidad Valenciana (5,4%) y Aragón (2,7%).