Aunque todavía apenas representan el 0,2% de las ventas totales de segunda mano, las operaciones con turismos eléctricos (puros) de ocasión subieron un 67% en España hasta febrero, registrando un total de 596 unidades vendidas, según datos de Ideauto para Ganvam.

Para la patronal de la distribución, la renovación de flotas de carsharing urbano, conformada en buena medida por biplazas cero emisiones, está convirtiendo a los operadores de movilidad compartida en “fábricas de eléctricos de segunda mano”. En lo que va de año el Smar Fortwo -el modelo que utiliza la iniciativa Car2go en Madrid desde 2015- es el usado eléctrico más vendido en lo que va de año, con un total de 127 unidades.

“La movilidad compartida está haciendo más por el impulso del coche eléctrico en el parque que muchas iniciativas públicas”, afirma el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, para añadir que “no sólo está permitiendo eliminar la desconfianza que suponía conducir un eléctrico, sino que está generando oferta de segunda mano rebajando la barrera del precio de adquisición”.

Por otro lado, los datos de Ganvam muestran que en un contexto de caída generalizada de matriculaciones en todos los segmentos, el mercado de ocasión es el único que se mantiene a flote, vendiéndose dos usados por cada nuevo. En concreto, en lo que va de año se alcanzaron un total de 366.820 unidades vendidas, lo que supone un 5,4% más que hasta febrero de 2019.

Por fuentes de energía, los usados propulsados por gasolina son los que más crecen en lo que va de año, registrando una subida del 11%, con un total de 140.039 unidades. Los diésel, por su parte, se contagian de la tendencia que vive el mercado de nuevos y ante la incertidumbre regulatoria reducen su crecimiento (0,6%), a pesar de que siguen suponiendo el 59% de las ventas de ocasión.

Ventas de ocasión por fuentes de energía en lo que va de año (Fuente: Ideauto para Ganvam)

ventas electricos