Las operaciones con vehículos de segunda mano cerraron enero con una subida del 6,8%, hasta situarse en las 179.507 unidades, lo que supone que por cada nuevo se comercializan ya dos usados, según datos de Ideauto para Ganvam.

La patronal de la distribución indica que son los modelos de entre tres y cinco años los que siguen tirando del mercado de ocasión, al registrar una subida del 31,3% durante el pasado mes, con un total de 17.264 unidades. Por su parte, los vehículos de entre uno y tres años crecen a un ritmo del 16,7%, alcanzando un total de 15.749 unidades.

En el otro extremo, se sitúan los usados de más de 15 años, que crecieron casi un 13% en el arranque del año, registrando un volumen total de 56.276 unidades y concentrando un 31,4% de las operaciones.

Para Ganvam, las cifras ponen de manifiesto que “existe la necesidad de poner en marcha planes de incentivo al achatarramiento que retiren de la circulación los vehículos más antiguos y contaminantes para evitar que vuelvan a entrar en el circuito de segunda mano, haciendo un flaco favor al cumplimiento de los objetivos comunes de lucha contra el cambio climático”.

Por tipo de combustible, los datos de la asociación muestran que mientras los usados diesel redujeron su crecimiento hasta el 1,7%, los de gasolina registraron un incremento del 13,2% en enero, con un total de 68.567 unidades. Esto significa duplicar el ritmo de crecimiento con respecto al cierre de 2019, aumentando en más de dos puntos su representación y alcanzando una cuota del 38% del total del mercado.

Por su parte, la renovación de flotas de carsharing urbano permite ir nutriendo la oferta de eléctricos usados de segunda mano. De esta forma, su representación creció en enero hasta el 0,2% del total frente al 0,1% de 2019, con un total de 308 operaciones, lo que supone un aumento del 63%.

En un análisis por comunidades autónomas, Navarra fue donde más crecieron las ventas de usados en enero, con una subida del 26,5%, seguida de Canarias (15,5%), Cantabria (15,2%), Asturias (13,2%), Castilla-La Mancha y Madrid, ambas con un aumento del 10,3%. Tras ellas, se situaron Castilla y León (9,9%), Extremadura (9,6%), La Rioja (9,4%), País Vasco (9,0%), Murcia (8,2%), Cataluña (6,1%), Aragón (4,7%), Andalucía (3,3%), Galicia (2,9%) y Comunidad Valenciana (2,8%). Baleares, por el contrario, marcó signo negativo con un descenso del -8,9%.