En su blog, Aema-ITV acaba de publicar en nuevo post “Medicina preventiva para tu vehículo: No dejes para mañana la ITV que puedas pasar hoy”, en el que aboga por acudir a la inspección técnica como garantía de seguridad al volante.

  • ¿Que no sabes cuándo? En el blog de Aema-ITV publican cada mes las matrículas que tienen que pasar la inspección.
  • ¿Que no sabes dónde? En este link, se puede buscar por municipios, códigos postales o distritos la que más convenga al usuario, pidiendo cita previa.
  • ¿Que no sabes quién? Los profesionales que trabajan en las estaciones de ITV están formados y cualificados para detectar cualquier fallo que pueda poner en peligro la seguridad o la del medio ambiente. Directores, técnicos, inspectores, mecánicos,... El último Real decreto 920/2017 regula las titulaciones que se necesitan y sus competencias.
  • ¿Que no sabes qué? Al pasar la ITV no se deja nada fuera de control. Todos los pasos se siguen a rajatabla para determinar si el vehículo está en buenas condiciones. Documentación en regla (permiso de circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica); carrocería (abolladuras, golpes, puertas, retrovisores, matrículas legibles); luces y frenos (capítulos donde hay más resultados desfavorables); neumáticos; niveles (líquido de frenos, refrigerante y aceite de motor); suspensión; interior del vehículo (anclaje de los asientos, cinturón de seguridad, que las ventanillas bajen y suban); y las emisiones.

Por otro lado, los técnicos de la estación de ITV harán constar los resultados en la tarjeta ITV o certificado de características. Este resultado puede ser de tres tipos:

1. Favorable. En este caso no hace falta volver a la estación, pero si se encuentra algún defecto hay que corregirlo. Se puede circular con normalidad hasta que vuelva a caducar la inspección. Eso sí, se debe colocar la pegatina en la que se señale la fecha en la que se debe pasar la próxima inspección, llevando siempre el último informe de inspección.

2. Desfavorable. Habrá un plazo de dos meses para subsanar los defectos. Sólo se podrá circular para ir al taller. Una vez subsanados los defectos el vehículo debe presentarse a una nueva inspección, en la misma estación ITV o en otra, según el último Real Decreto de 2017.

3. Negativa. Si en la estación de ITV creen que el coche puede ser un peligro para sus ocupantes o para los demás usuarios de la vía pública, se calificará como negativa. El vehículo debe salir en grúa porque no se puede circular con él por las vías públicas.