Amazon está trabajando en coches de conducción autónoma, según una nueva patente que se ocupa de la compleja tarea de circular por carriles reversibles. La patente, presentada en noviembre de 2015 y ya concedida, cubre el problema de cómo hacer frente a los carriles reversibles, que cambian de dirección en función de la mayor parte del flujo de tráfico. Este tipo de carril se suele utilizar para gestionar el tráfico de pasajeros dentro y fuera de las ciudades, sobre todo, en Estados Unidos, informa el periódico The Guardian.

La solución de Amazon para el problema de los carriles reversibles podría tener ramificaciones mucho más grandes que simplemente el tráfico en las grandes ciudades. La patente propone un sistema de gestión centralizado de la calzada que puede comunicarse con varios vehículos autónomos, con el objeto de intercambiar información y coordinar el movimiento del vehículo a gran escala.

Coches y camiones autónomos podrían llegar a ser una parte clave de la división de logística de Amazon en el futuro. Según el periódico británico, la patente no da muchas pistas sobre las metas estratégicas de Amazon en el sector de la auto-conducción, pero la empresa podría estar trabajando en una tecnología que puede aumentar o reemplazar sus controladores humanos.

(Foto: diagrama de la solicitud de patente de Amazon, presentada en noviembre de 2015 - ilustración de Amazon a través de la USPTO)