Arval, compañía de movilidad perteneciente al grupo BNP Paribas, ha puesto en marcha un plan específico de renting para los profesionales que tienen en el vehículo comercial su herramienta de trabajo, permitiéndoles volcarse por completo en su actividad y despreocupándose de todas las gestiones relacionadas con la furgoneta.

 

En un momento en el que, según estimaciones de la patronal, el colectivo de autónomos sumará más de 100.000 nuevos trabajadores este año, Arval quiere contribuir a cambiar la mentalidad de estos empresarios con arraigado espíritu de propiedad, demostrándoles que el renting es una fórmula que favorece el control presupuestario, al estar incluidos todos los gastos del coche (alquiler, asistencia, el seguro del vehículo, reparación, mantenimiento, etc.) en una única cuota mensual deducible fiscalmente.

De esta forma, en el marco de sus planes Evolution - nuevo concepto simplificado de renting, "fácil de elegir, fácil de contratar y fácil de utilizar" donde se contemplan diferentes niveles de servicios en función de cada perfil profesional, motivaciones y uso del vehículo - lanza el Plan Professional, orientado a todos aquellos conductores para los que "lo que transportan es lo primero".

Mediante este plan, Arval proporciona una amplia cobertura posventa, con servicios Premium aplicados al vehículo comercial, de tal forma que el profesional tendrá asegurada la movilidad para que su negocio nunca se vea interrumpido.

Así, dispondrá de vehículo de sustitución de la misma categoría contratada, servicio de recogida y entrega en cualquier mantenimiento o posibilidad de elegir el taller al que llevar el vehículo, entre otros servicios.