Para proteger la salud y su prevención, bilstein group se ha convertido en espacio cardioprotegido gracias a la adquisición de un desfibrilador externo semiautomático. Este tipo de desfibriladores está diseñado para aquellos casos de parada cardíaca que suceden fuera de los centros hospitalarios. Tras una formación específica que ya han recibido sus empleados, su sencillez de uso hace que el personal no sanitario lo pueda manejar con seguridad y de forma eficaz.

Además, bajo el slogan de “¡Ojoooo!”, la empresa ha puesto en marcha una serie de acciones dirigidas a recalcar la importancia de la atención y el cuidado en diferentes ámbitos del trabajo, desde el viaje al lugar del trabajo hasta el uso de las EPIs, o el uso de maquinaria en el almacén, entre otros, con el objetivo de que haya cero accidentes en 2019.

Por último, bilstein group tiene planificado hacer campañas sobre diversos aspectos claves en el día a día de sus empleados como son la alimentación, el ejercicio físico o la gestión del tiempo, con charlas y actividades externas, entre otras.