La división “i” de BMW, especializada en movilidad eléctrica, se ha transformado en un centro de desarrollo del vehículo eléctrico.

Así, al tiempo que firmas como Tesla, Porsche o Audi anuncian coches 100% eléctricos para los próximos años, la marca alemana prevé la llegada de un nuevo modelo totalmente eléctrico en 2021.

BMW se ha visto obligada en cierta manera a cambiar de estrategia después de que el i3 no haya terminado de conectar con el público, contabilizando únicamente 25.000 ventas el año pasado.

Remarcar que BMW está contratando expertos en inteligencia artificial como parte del relanzamiento de esta división, centrada ahora en la conducción autónoma. Además, está integrando funciones existentes de sistemas de asistencia a la conducción.