Con su apuesta por la formación online, como complemento a sus cursos presenciales, Bosch Automotive Aftermarket quiere continuar apoyando a los talleres para que puedan continuar formándose durante este tiempo y estén preparados para la vuelta a la normalidad de su trabajo diario.

Entre otras ventajas, los cursos online suponen para el taller un ahorro de costes y tiempo, ya que no hay necesidad de desplazamientos al poder participar desde el propio establecimiento. Además, permite la asistencia de todos los empleados del taller simultáneamente. Entre los cursos más demandados, Bosch destaca los de teoría sobre los diferentes sistemas y componentes, cómo diagnosticar los diferentes errores o fallos en el vehículo, y cómo manejar la información técnica.

Adicionalmente, desde Bosch Automotive Aftermarket se ha optado por unas charlas formativas de corta duración: “unos 40 minutos, en un horario óptimo, las 16:00 horas, en el cual el taller está abierto, pero aún no tiene clientes y puede dedicar un tiempo a formarse”. En este tipo de formaciones se profundiza en temas técnicos específicos y de interés para los talleres, una especie de 'trending topics'. A su finalización, se abre una ronda de preguntas, abriéndose un diálogo bidireccional entre los asistentes y el formador técnico de Bosch. Finalmente, los 'Talks' son conversaciones con los formadores de Bosch, donde se resuelven preguntas técnicas de los talleres sobre cualquier tema.

Las formaciones de Bosch están dirigidas a todos los mecánicos y especialistas, tanto de la propia red de talleres Bosch como de talleres libres a través de los distribuidores, y se desarrollan desde una sala TSS. Hasta finales del mes de abril, más de 3.000 profesionales han asistido a las más de 40 formaciones realizadas.