A lo largo del 2020, Bosch se convertirá en la primera gran empresa industrial en conseguir su propósito de ser neutral desde el punto de vista climático. “Actualmente emitimos en torno a 3,3 millones de toneladas métricas de carbono anuales pero, para el año 2030, planeamos ahorrar energía adicional por valor de, aproximadamente, 1,7 teravatios por año. Esto supone más de una quinta parte del consumo anual de la empresa. Para comprender esta magnitud, este consumo estaría por encima de la electricidad consumida por todos los hogares de la ciudad de Valencia”, destaca Raúl López Sobrino, responsable del proyecto neutralidad CO2 para Bosch en España y Portugal.

En este sentido, la compañía implementará mejoras en plantas y edificios, donde las energías renovables y la electricidad verde serán protagonistas. De este modo, sus más de 400 localizaciones en todo el mundo ya no dejarán huella de carbono.

“Para conseguir la neutralidad en carbono prevista para el 2020, estamos desarrollando en todas localizaciones de España y Portugal un listado de proyectos de emisiones de CO2 a través de soluciones de ahorro de energía. También estamos planteando proyectos de energía fotovoltaica y estamos evaluando, junto con nuestra central de Alemania, las compras de bonos de carbono”, añade López Sobrino.

En las localizaciones españolas, las emisiones absolutas de CO2 se han reducido ya en un 10% en los últimos dos años, a pesar de que la capacidad en horas de trabajo se ha incrementado en más del 5% durante el mismo periodo.

Asimismo, en los años que quedan hasta 2030, Bosch incurrirá, a nivel mundial, en costes adicionales por valor de mil millones de euros destinados a comprar electricidad ecológica, participar en programas de compensación de carbono y obtener energía de fuentes renovables. Durante este mismo periodo, también se invertirán mil millones de euros para impulsar la eficiencia energética con el objetivo de desarrollar soluciones más respetuosas con el medio ambiente.

Además, Bosch ha firmado un acuerdo con Acciona para que el suministro eléctrico de las localizaciones de Bosch en España y Portugal procedan de fuentes 100% renovables entre 2019 y 2021.