Responsables de empresas que operan en Internet han analizado las consecuencias para el sector cultural y de entretenimiento de los últimos avances tecnológicos, en el transcurso de la mesa redonda “Experience Economy: Disrupción e impacto en la sociedad española” celebrada el 25 de septiembre.

En el panel del evento, celebrado en las oficinas de StubHub en Madrid, participaron Andrés San José Gutiérrez, Country Manager Spain de StubHub; Mariano Silveyra, presidente de Cabify en Europa; e Ignasi Giralt, General Manager Spain de Badi. La mesa redonda fue moderada por Jaime García Cantero, analista independiente, mentor en Founder Institute, profesor de la EOI y consejero en diversas start-ups.

Los participantes señalaron que las nuevas tecnologías crean la oportunidad para innovar por medio de experiencias más colaborativas y también fomentan un consumo más exigente. En este nuevo entorno, las empresas que no sepan entender las necesidades del nuevo consumidor, ofreciendo experiencias únicas, diferenciadoras y eliminando la fricción, están destinadas a desaparecer.

Por otro lado, los responsables de las tres empresas coincidieron en la necesidad de que la Administración sea flexible y no ponga trabas a la innovación, y que deje que sean los consumidores los que decidan qué soluciones les aportan mayores ventajas.

El Country Manager de StubHub, Andrés San José Gutiérrez, destacó el valor que aporta la Economía de la Experiencia a una sociedad como la española, en la que el turismo tiene un fuerte peso en la economía. “Según el primer barómetro de StubHub sobre eventos en vivo en España, los turistas extranjeros gastan una media de 430 euros en restauración, alojamiento o en comercios locales cuando viajan a España para asistir a eventos en vivo. Sin lugar a dudas, el nuevo modelo económico basado en la experiencia ayudará a fomentar un turismo más rentable que proporcione réditos a toda la sociedad”.

Por su parte, Mariano Silveyra, presidente de Cabify en Europa, afirmó que “las variables más importantes de la experiencias en el sector de la movilidad son el tiempo, el precio y saber quién va a venir a recogerte. Una realidad que antes era desconocida. Si pones esto en la coctelera, das con las claves para mejorar una experiencia y reducir posibles puntos de fricción en la experiencia de cada usuario. Entender estos micromomentos es clave, ya que como marca nos comprometemos a hacer algo y lo tenemos que cumplir”.

Para Ignasi Giralt, General Manager Spain de Badi, “la clave está en simplificar y unificar los procesos. Actualmente en el sector inmobiliario, la mayoría de los procesos están muy fragmentados con lo cual cualquier usuario que quiera alquilar una habitación tiene que pasar por muchos procesos, muchos de ellos dificultosos y costosos. En Badi lo que queremos es ofrecer una plataforma que aglutina todos los procesos de una forma muy simplificada para transformar una experiencia que, en la mayoría de los casos, suele ser frustrante en una experiencia súper positiva para el usuario”.