Toyota ha puesto en marcha diferentes medidas relacionadas con la conservación de la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente, que dio forma en 2015 al Desafío Medioambiental Toyota 2050 (Toyota Environmental Challenge 2050), seis retos a nivel global a alcanzar en los próximos 30 años con el fin de contribuir a la sostenibilidad del planeta, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

El sexto desafío persigue implicar a la sociedad para construir un mundo responsable con el medio ambiente y la naturaleza, encajando en los objetivos del Día Internacional de la Tierra, celebrado el pasado 22 de abril. Para llegar a cumplir el tercer desafío, reducir a cero la emisión de CO₂ en sus centros de producción, Toyota se mantiene en constante búsqueda de tecnologías innovadoras y fuentes de energía renovables. Ahora, la apuesta es el hidrógeno, desarrollando nuevas maneras de integrarlo como fuente de energía para generar electricidad en sus fábricas.

En España ya se han llevado a cabo numerosas medidas para reducir las emisiones de CO2, apostando por la eficiencia energética como base de actuación en toda la Red Oficial de Concesionarios de Toyota España. Así, de 2018 a 2020, los concesionarios oficiales de Toyota en nuestro país han logrado rebajar un 18% su consumo energético, llegando a dejar de emitir a la atmósfera 7.861 kg de CO2 por instalación. Teniendo en cuenta que la Red Oficial de Toyota y Lexus en España alcanza las 271 instalaciones, en total se han dejado de emitir dos millones de kg de CO2.

Para conseguir esta reducción del consumo eléctrico se han llevado a cabo, principalmente, tres acciones: mantener las instalaciones y los equipos mediante inspecciones periódicas para evitar fallos, fugas, imprevistos, etc.; concienciar a los empleados sobre el uso responsable de los equipos y la luz en las diferentes instalaciones; así como mejorar y sustituir progresivamente los equipos más antiguos por otros más modernos y eficientes.

Además, algunos concesionarios han implantado diferentes sistemas de mejora de la eficiencia energética. Así, el 57% de las instalaciones de Toyota dispone de iluminación LED, de mucho menor consumo, el 30% cuenta con sistemas de monitorización de la energía para incrementar su eficiencia energética, y el 26% de la Red Toyota y el 38% de la Red Lexus han cambiado de compañía eléctrica, optando por aquellas que distribuyen energía 100% renovable. Igualmente, hasta nueve instalaciones ya disponen de paneles solares o placas fotovoltaicas para generar energía 100% verde.