Arval, con servicios en 30 países y más de 7.000 empleados, creció en 2019 por encima de la media del mercado, incrementado también las cuotas de mercados locales. Así, la flota financiada de la compañía aumentó un 9,1%, hasta los 1.298.404 vehículos, mientras que el número de pedidos lo hizo en un 8% interanual, alcanzando las 380.982 unidades. El número de vehículos de ocasión vendidos se incrementó un 6% interanual, hasta los 269.830 vehículos.

Por segmento de clientes, Arval creció en todos durante el pasado ejercicio: un 7% en clientes Corporativos y Sector Público; un 25% en Renting Flexible; y un 14% en Renting Retail, del cual el Renting a Particulares aumentó un 42% sobre el crecimiento de 2018, cerrando el año cerca de las 300.000 unidades.

En España, Arval tuvo un comportamiento muy positivo, con un aumento del 21% y por encima de la media del mercado (14%). Todos los segmentos crecieron por encima de objetivos, destacando el segmento de Pymes, Autónomos y Privados, donde el incremento fue del 32%. A cierre del ejercicio 2019, la flota financiada total de Arval supera las 144.000 unidades.

Desde el punto de vista de la Responsabilidad Social Corporativa, Arval, que celebró en 2019 su 30º Aniversario, avanzó hacia la transición energética con dos tendencias principales: la disminución de la flota en diesel al 75% y la aceleración en vehículo eléctrico. Además, y por cuarto año consecutivo, Arval ha recibido el reconocimiento de la plataforma de RSC, Ecovadis en su nivel oro, calificándola entre el 2% de empresas del sector Renting en vehículos de motor.

En cuanto a sus objetivos para 2020, la firma tiene como meta sentar las bases para “Arval Beyond”, el futuro plan estratégico de Arval, preparando a la compañía para un crecimiento constante en un nuevo mundo, basado en su principal activo, pero reinventando su modelo de negocio.

Arval capitaliza más que nunca su enfoque SMaRT (Sustainable Mobility and Responsibility Targets) para ayudar a sus clientes a gestionar su transición energética. El vehículo eléctrico y la hibridación son una parte fundamental en esta metodología porque ofrecen una alternativa relevante a las soluciones de movilidad más tradicionales en la mayoría de las situaciones. Arval pretende crecer al doble del ritmo del mercado en lo referente a las matriculaciones de vehículos eléctricos.