El motor 2.5 TFSI de Audi ganó por séptima vez consecutiva el galardón 'Motor Internacional del Año' en la categoría de motores de entre 2 y 2,5 litros de cilindrada.

En palabras de Stefan Nirsch, responsable de Desarrollo Técnico en AUDI AG, el motor de cinco cilindros tiene una larga tradición en la compañía, y estamos desarrollándolo continuamente. “En el Audi RS Q3 performance, el 2.5 TFSI pone en marcha un espectáculo impresionante con su tremendo poder de empuje, su capacidad para subir de revoluciones y su característico sonido”.

Los miembros del jurado que votaron al motor de Audi coincidieron al señalar que hay unos pocos motores con un carácter tan fuerte, aunque este cinco cilindros trae de vuelta recuerdos del sonido inigualable del motor de los Audi Grupo B de rallyes.

De hecho, el 2.5 TFSI de Audi no sólo es impresionante en términos de rendimiento, también tiene un factor muy alto en reconocimiento. “A través de este motor de cinco cilindros, Audi nos permite soñar con vivir de nuevo la década de los años 80”, apunta el dirigente.

El 2.5 TFSI es el “corazón” de los Audi RS Q3 y RS 3 Sportback, además de utilizarse en el RS Q3 performance. Para el nuevo modelo RS de altas prestaciones, Audi ha aumentado una vez más la potencia del 2.5 TFSI: un radiador principal más grande y una bomba de combustible optimizada permiten alcanzar una potencia adicional de 27 CV (29 kW), mientras que el par máximo se ha incrementado desde los 450 hasta los 465 Nm.

Como resultado, el modelo de referencia en el segmento de los SUV compactos de alto rendimiento acelera desde 0 a 100 km/h en 4,4 segundos (0,4 segundos más rápido que el RS Q3) y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h.