El Sistema de Retrovisores por Cámara de Honda sustituye los espejos retrovisores exteriores convencionales por unas cámaras compactas que transmiten imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo. Dichas pantallas, ubicadas en ambos extremos del salpicadero, se han colocado de forma ergonómica para que el conductor disponga en todo momento de una visión cómoda y natural.

A diferencia de los retrovisores exteriores convencionales, las cámaras quedan integradas en el perfil del vehículo y no sobresalen respecto a los pasos de rueda. Además de mejorar la visibilidad, las cámaras compactas reducen la resistencia aerodinámica alrededor de un 90% en comparación con los espejos retrovisores exteriores convencionales, lo que supone una mejora en la aerodinámica general del vehículo del 3,8% y contribuye a la eficiencia y la autonomía del automóvil. También disminuye el ruido del viento que generan normalmente los espejos retrovisores exteriores a altas velocidades.

Sistema de Retrovisores por camara Honda e

Asimismo, el diseño de los soportes en los que están alojadas las cámaras se ha concebido para evitar que se formen gotas de agua en las lentes, ya que incorporan un revestimiento hidrófugo en la superficie para impedir la acumulación del agua residual.

La óptima colocación de las cámaras en el Sistema de Retrovisores por Cámara supone también ventajas en materia de seguridad. El conductor puede elegir entre la “vista normal” y la “vista panorámica” en los ajustes del vehículo, lo que le permite ampliar el campo de visión más allá de los espejos retrovisores exteriores convencionales, así como reducir los ángulos muertos un 10% con el modo de vista normal y alrededor de un 50% con el modo de vista panorámica. También ofrece mejoras en la visión al seleccionar la marcha atrás: en las pantallas de visión lateral, se muestran indicaciones y, además, se ha optimizado el ángulo de la cámara, que permite una mayor visibilidad.

Este nuevo coche eléctrico compacto de Honda forma parte de la estrategia de la marca de que, en 2025, todos los automóviles que comercialice en Europa incluyan algún tipo de tecnología electrificada. El Honda e contará con una autonomía de más de 200 kilómetros y una función de carga rápida del 80% de la carga en 30 minutos.