Endesa ha instalado 958 puntos de recarga convencional para vehículos eléctricos en España en los últimos cuatro años, triplicando las cifras existentes en 2011, informa en un comunicado.

 

Respecto a los puestos de carga rápida, mediante los que se puede recargar el 65% de la batería en 15 minutos, las instalaciones han ascendido a un total de 37 desde ese mismo año. Remarcar que las exigencias a nivel eléctrico de este tipo de carga son mayores que en la carga convencial, con lo que puede ser necesaria la adecuación de la red existente.

Estos incrementos muestran la apuesta del Grupo Enel, matriz de Endesa, por el impulso de la movilidad eléctrica como herramienta clave en la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible. La compañía asegura estar involucrada en grandes proyectos internacionales para promover la difusión de la movilidad eléctrica en los países en los que opera, sobre todo en Europa y Latinoamérica.

Las instalaciones se han llevado a cabo tanto a clientes institucionales como particulares, de manera que se adapten a sus necesidades de carga en función de su uso y de la flota que se quiera incorporar. Además, un equipo técnico visita las instalaciones en el hogar o negocio para hacer un diagnóstico y realizar un presupuesto totalmente personalizado.

La compañía eléctrica ofrece además la 'Tarifa Verde Endesa Supervalle' para cualquier modelo de vehículo eléctrico, con un coste más económico y que maximiza el ahorro al poder recargar durante el período de horas supervalle, que comprende de las 1.00 a las 7.00 horas.