La correcta lubricación del coche es básica para el mantenimiento del coche y comienza con el cambio de aceite en los periodos recomendados por el fabricante. Esta tarea resulta sencilla para un profesional. No obstante, Loctite explica en un artículo del Blog Ruta 401 que no hay que descuidar ningún detalle para evitar caer en errores de bulto como los siguientes.

1. Usar el aceite equivocado. Siempre hay que utilizar el aceite que indique el fabricante para ese tipo de motor. Es preciso conocer si es sintético o mineral, monogrado o multigrado,.. Poner un aceite equivocado en el motor puede provocar un aumento del consumo de combustible, ruidos anómalos, rotura de retenes y, en general, daños internos muy importantes.

2. No sustituir el filtro. El filtro de aceite se debe de sustituir cada vez que se cambia el aceite. En caso contrario, toda la suciedad que no sea capaz de filtrar se queda en el cárter y puede ser aspirada por la bomba de aceite. La obstrucción del filtro también puede provocar el incremento de la presión del aceite.

3. Apriete erróneo del tornillo del cárter. Siempre hay que apretar el tornillo del cárter con el par indicado por el fabricante. Si el par de apriete es menor, lo más probable es que dé lugar a problemas de pérdida de aceite. Por el contrario, si el par de apriete es excesivo, puede resultar complicado retirar el tapón la próxima ocasión.

4. Nivel de aceite excesivo o insuficiente. Cada fabricante informa en sus manuales acerca de la cantidad de aceite que debe llevar cada modelo. En todo caso, siempre se debe realizar una verificación de nivel, ya que, en ocasiones, no se ha evacuado correctamente todo el aceite y, al introducir el lubricante nuevo, se provoca un exceso de aceite en el sistema. Para evitar esto, añadir el aceite poco a poco e ir revisando el llenado a través de la varilla de comprobación.

5. Temperatura incorrecta del aceite para proceder a su sustitución. Para cambiar el aceite y verificar su nivel, el motor debe de estar a temperatura de servicio. Una vez alcanzada esta temperatura, se detiene el motor y se esperan unos instantes para que el aceite pueda volver al cárter. Una vez hecho todo esto, se puede comenzar el proceso de sustitución. Cabe destacar que el coche debe estar en un superficie plana y estable.

6. Procedimiento erróneo. Es importante saber elegir el mejor procedimiento para cada coche; por ejemplo, en algunos casos, el fabricante no deja realizar aspirados de aceite en sus modelos. En el caso de utilizar este sistema, se debe utilizar una sonda flexible del máximo diámetro posible e introducirla sin hacer demasiada fuerza. De lo contrario, la punta se puede desviar en el fondo del cárter y puede quedar en el motor una gran cantidad de aceite usado. En cualquier caso, la retirada del aceite de motor por el cárter es el sistema más recomendado para obtener el mejor vaciado.