Mann Hummel Ibérica logró un rotundo éxito en Motortec Automechanika 2015, celebrando con sus socios de negocio sus 50 años de vida en España. La compañía registró un incremento en el número de visitas con respectos a años anteriores y un mayor número de participación de profesionales.

 

En este sentido, consiguó que más de 5.000 profesionales dieran su opinión sobre la marca en el propio stand a través de un cuestionario y que 400 profesionales y estudiantes de formación profesional participasen en 'El Reto Mann-Filter', una iniciativa con el principal objetivo de concienciar al conductor sobre la necesidad de cambiar el filtro de habitáculo para evitar la entrada de polvo, polen, hollín y también de gases contaminantes como el óxido de nitrógeno y el ozono.

"Para nosotros es una gran satisfacción. Agradezco la excelente atención técnica y comercial de todo el equipo que ha trabajado diariamente en el stand para poder haber hecho realidad nuestra presencia en Motortec con estos excelentes resultados. Gracias por vuestro compromiso e implicación", destacó al director de la compañía, Javier Sanz.

No en vano, este año el espacio Mann-Filter tenía un componente especial. Una parte del stand estaba dedicada a los 50 años de vida de la compañía en España y, por tanto, incluía una pequeña exposición que recorría la historia de la fábrica de Zaragoza desde 1965 hasta 2015, todo un resumen de cómo ha evolucionado el mundo de la filtración en medio siglo de historia.

Por otro lado, durante su presencia en Motortec, Mann Hummel Ibérica lanzó dos nuevos filtros, con los que participó en el Certamen de Innovación: el de habitáculo FreciousPlus y el de aceite HU 1291. El primero sobresale por su tecnología filtrante de triple capa, que asegura la máxima seguridad y confort, garantizando un habitáculo libre de mohos y bacterias.

El HU1291, mientras, resalta por su sistema de cierre bayoneta, que facilita la extracción de su alojamiento. Además, cuenta con un doble sellado concéntrico que está montado en su parte interior, lo que proporciona la estanqueidad entre las zonas sucias y limpias.