La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) presentó, el pasado 1 de diciembre de 2016, sus nuevas secuencias de aceite, “largamente esperadas por la industria”, según Fuchs Lubricantes, ya que han transcurrido cuatro años entre las secuencias ACEA 2012 y ACEA 2016. Los cambios principales de la última serie y éste son la sustitución de pruebas obsoletas, la eliminación de A1 / B1 y la introducción de la categoría C5.

Una de las nuevas pruebas es la de alta temperatura/alta velocidad de cizallamiento, la HTHS100, que prueba la viscosidad dinámica a 100º C con tasa cizallamiento de 106 s-1. La razón es que esta temperatura es más relevante con respecto a la economía de combustible que la HTHS medida a 150º C. Otros ensayos nuevos incluyen CEC L-104 (prueba de limpieza del pistón, en presencia de biodiesel), CEC L-106 (aumento de la viscosidad y limpieza del pistón), CEC L-109 (ensayo de oxidación), CEC L-112 (prueba de compatibilidad con el elastómero) Mack T-8E (sustituye a Mack T-11), etc.

Con los nuevos motores y el desarrollo de aceite de motor adecuado, durante los últimos años ha habido una necesidad de una especificación compatible con el pos-tratamiento que cubre los nuevos aceites SAE 0W-20 y SAE 5W-20. Estos aceites tienen típicamente viscosidades HTHS por debajo de 2,9 mPa*s, por lo que las categorías C1 - C4 no son adecuadas. C5 requiere un aceite SAPS medio (medio contenido en cenizas sulfatadas), ya que tiene los mismos límites SAPS que los aceites ACEA C2 y C3, pero una viscosidad HTHS entre 2,6 y 2,9 mPa*s. Además, respecto a la economía de combustible, un ACEA C5 demanda un 2% de mejor economía de combustible que C3.

La especificación A1/B1 ya no es necesaria, ya que la nueva especificación ACEA C5 cubre los aceites con bajo HTHS y también asegura la compatibilidad del pos-tratamiento. Por lo tanto, la especificación ACEA A1/B1 ya no forma parte de las Secuencias de Aceite ACEA 2016.