La formación continua aporta una serie de ventajas al taller, especialmente en momentos como el actual donde los avances en el sector de la automoción son constantes, la normativa va cambiando y los clientes poseen mayor información. En un vídeo, GT Motive, a Mitchell Partner Company, muestra algunas de las ventajas más importantes de la formación continua para el taller.

1. Adaptación más rápida a los cambios tecnológicos y a las exigencias del mercado, al tener el conocimiento y los recursos necesarios para responder a las diferentes situaciones.

2. Incremento del rendimiento y mayor competitividad, gracias a la mejora de la competencia profesional de los trabajadores.

3. Reducción del estrés laboral y la ansiedad, disminuyendo el absentismo y los costes asociados.

4. La formación permitirá el desarrollo de nuevas habilidades, que permitirán aumentar la calidad y mejorar la oferta de servicios.