Debido al aumento mundial en los nuevos lanzamientos de vehículos eléctricos e híbridos, y la creciente demanda asociada a los líquidos de frenos especiales a base de silicio, Hella Pagid está trabajando en la introducción de un nuevo producto: el DOT 5.1 EH. "Con esta nueva ampliación Hella Pagid está cubriendo las necesidades del mercado de todos los modelos de turismos y vehículos industriales", indica Christian Berlich, Product Manager Senior de Ventas en Hella Pagid.

El líquido de frenos DOT 5.1 EH se caracteriza por altos puntos de ebullición en seco y húmedo de al menos 260° C y 180° C, respectivamente, baja conductividad, alta protección contra la corrosión y una baja viscosidad de máx. 750 cSt a -40° C. Por lo tanto, supera casi todas las especificaciones actuales para los líquidos de frenos que ya están en uso, desde DOT 3 hasta DOT 5.1, por lo que está equipado para satisfacer las altas demandas de la electrónica a bordo de los vehículos eléctricos actuales.

Debido a la tecnología de frenado regenerativo de los vehículos eléctricos e híbridos modernos, una parte de la potencia de frenado de estos automóviles es ejecutada de manera predictiva por el sistema de sensores y la recuperación del motor eléctrico. Por este hecho, el sistema de frenos debe ser 100% funcional, sobre todo cuando se necesita espontáneamente. Por esta razón, el líquido de frenos DOT 5.1 EH ha aumentado la protección contra la corrosión.

Las aceleraciones sin pérdida de par motor aseguran que los vehículos eléctricos alcancen altas velocidades en el menor tiempo posible. Según explica Hella, regresar a un punto muerto desde estas velocidades rápidamente requiere el correspondiente buen rendimiento de frenado, que está garantizado en todo momento por los puntos de ebullición secos y húmedos superiores a la media.