ISI Condal ha publicado un nuevo post en su blog en el que insisten en las bondades de contar con software en la nube. Aunque aquí te resumimos las ventajas principales, puedes consultar la entrada completa del blog pinchando aquí.

  • Nube = Seguridad. La seguridad de un software instalado en la nube depende del proveedor del servicio. Éste debe de garantizar que el tratamiento de datos que lleva a cabo cumple con las garantías necesarias en materia de seguridad y privacidad. Si el proveedor cumple con esos requisitos, la instalación del software en la nube es más segura frente a instalaciones en servidores físicos, sujetas a riesgos de ataques de virus, problemas de hardware y necesidad de mantenimiento constante. 
     
  • Nube = Ahorro. ¿Cuánto dinero emplea una compañía en el mantenimiento de servidores físicos? Los costes se disparan si estos servidores son propios: costes de infraestructura y costes del equipo de informática, que tiene que dedicar al mantenimiento de los servidores una parte de su jornada laboral. Por contra, en las instalaciones de software en la nube, el proveedor se encarga totalmente del mantenimiento y el equipo informático propio puede dedicarse a otros menesteres (que nunca faltan).
     
  • Nube = Escalabilidad. Las instalaciones de software en la nube responden al principio de escalabilidad, es decir, se ajustan en todo momento a las necesidades del cliente en materia de almacenamiento. Si estas necesidades aumentan, la ampliación se lleva a cabo tan rápido como sea necesario, sin las limitaciones de las instalaciones en servidores físicos y sin perder calidad en el servicio.