El fabricante de neumáticos coreano Kumho Tyre, ha inaugurado una nueva instalación productiva en los Estados Unidos, en la localidad de Macon, Georgia, en la que ha invertido alrededor de 450 millones de dólares.

La factoría, de 80.000 metros cuadrados de planta, y ubicada en un área de 530.000 metros cuadrados, tendrá una capacidad de producción inicial de hasta cuatro millones de neumáticos al año, ampliable hasta los 10 millones de neumáticos anuales.

La fábrica cuenta con un avanzado sistema de producción automatizado que asegura una mejor calidad de los productos y una alta eficiencia en la producción. Un vanguardista sistema de seguimiento con tecnología RFID y vehículos guiados por láser y de transporte sin conductor aseguran el movimiento automático de los productos y el control en tiempo real según el principio de “primero en entrar, primero en salir (FIFO)”.

Esta nueva planta de Macon mejorará la situación de Kumho en el mercado de equipo original en la región y lo colocará como un actor principal en el sector del neumático el mundo. En un radio de menos de 300 kilómetros de las instalaciones recién inauguradas, se hallan las factorías de algunos de los principales fabricantes de vehículos, incluyendo BMW, Daimler, GM, Hyundai y VW. Además de su producción para equipo original, Kumho también refuerza su negocio en neumáticos de reposición. La compañía tiene previsto continuar su estrategia de expansión con nuevas plantas en otras regiones.

“Norteamérica es uno de los mercados más grandes de automóviles y neumáticos”, ha comentado Sam-gu Park, presidente de Kumho Asiana Group, en la ceremonia de finalización de obras ante 300 invitados. “Tener un centro de producción en este continente es imprescindible si queremos aumentar significativamente nuestra presencia en el mercado y convertirnos en uno de los más importantes fabricantes de neumáticos”.

Tras contar con varias instalaciones en la región de Asia-Pacífico, Kumho inaugura su primera fábrica en Norteamérica. En la nueva localización, Kumho producirá principalmente neumáticos de ultra altas prestaciones (UHP) para turismos y furgonetas, así como neumáticos con tecnología XRP (Extended Runflat Performance, neumáticos anti-pinchazo). El 80 % de la producción se dedica a equipo original para los principales constructores del mundo, que fabrican en la región NAFTA. Algunos de estos vehículos se exportarán a Europa, de modo que los neumáticos de la nueva factoría llegarán al Viejo Continente.