“Previsibilidad y compromiso impregnan nuestras relaciones con los clientes, proveedores y también socios publicitarios”, afirma el director gerente de Liqui Moly, Ernst Prost. "Esta es la razón que nos lleva a decidirnos por relaciones de patrocinio concebidas a largo plazo y que además tienen potencial de desarrollo".

La MercedesCup, evento radicado en el Weissenhof de Stuttgart (Alemania), está en constante evolución. En sus comienzos la pelota botaba sobre una pista de tierra y desde 2015 lo hace sobre una de hierba. Para poder participar en esta cita de la ATP World Tour, los jugadores deben estar situados al menos en el puesto 55 del ranking mundial.

"También en este aspecto encontramos similitudes con nuestra empresa, ya que nuestro surtido ha cambiado y evolucionado a lo largo de más de 60 años”. En palabras de Ernst Prost, “también en el ámbito de calidad de productos y servicios no cejamos en la búsqueda de ese potencial que nos haga mejorar un poco más. Nos hemos puesto ese objetivo, siendo una marca comprometida con la calidad”.

Como una participación creciente en el mercado internacional, más del 60% de las ventas de Liqui Moly tienen lugar fuera de su mercado doméstico alemán. La empresa mediana de Ulm considera que los eventos deportivos internacionales son unos vehículos de comunicación inmejorables. Para este torneo se han acreditado más de 100 periodistas de todo el mundo.