El especialista alemán en aceites y aditivos Liqui Moly lanza una campaña publicitaria digital a escala global, que se dirige y financia de forma centralizada desde Alemania, con el objetivo de llegar a mil millones de contactos en más de 100 países, como España.

Para ello se utilizarán, entre otros, la Red de Google, Youtube, Facebook e Instagram. Los clientes de Liqui Moly se benefician no sólo del impacto publicitario, sino que también pueden engancharse a la campaña y así multiplicar su efecto.

No se contempló en ningún momento aplazar o cancelar esta campaña, que estaba planificada hace ya tiempo, por motivo de la crisis del coronavirus. “Precisamente en estos tiempos, es muy importante mostrar la bandera. Vamos a llegar a todo el mundo y publicitar aceites y aditivos made in Germany”, explica Ernst Prost, director gerente de Liqui Moly.

En 2018, la compañía lanzó por primera vez una campaña publicitaria digital a nivel global y alcanzó más de mil millones de contactos. Los frutos de esa experiencia se han incorporado a esta iniciativa.