Los automóviles candidatos a pasar el test Eurocybcar "todos aquellos que dispongan de un mínimo de tecnología a bordo... es decir, prácticamente todos. Basta con que cuenten entre su equipamiento con sistemas tan habituales como Bluetooth, navegador, llamada de emergencia, ABS, conexión WiFi llave con mando a distancia, airbag o una aplicación que permita controlar datos y funciones del vehículo desde el móvil”, asegura Azucena Hernández, CEO de Eurocybcar.

Una vez que el vehículo se ha sometido al protocolo de pruebas de Eurocybcar se le otorga un sello con una nota que va del uno al cinco. Cuanto más alta sea, significará que el coche analizado dispone de un mayor nivel de protección. Una buena nota en el test también será sinónimo de que el coche en cuestión lleva implementadas las medidas mínimas para evitar que alguien pueda tomar el control a distancia de elementos como la dirección, los frenos o el motor.

"No es necesario que un ciberdelincuente recurra a complejas estrategias para acceder al automóvil: basta con que una persona conecte un USB con un virus en las tomas del vehículo... para que el coche 'se infecte' y eso termine por afectar al funcionamiento de sus sistemas de control, provocando, incluso, que el vehículo se pare de repente mientras está en marcha", afirma Azucena Hernández.

EUROCYBCAR 2

Igual que se sabe si un coche es seguro en caso de accidente, gracias a EuroNCAP, o ecológico, gracias a GreeNCAP, ya es posible saber si un vehículo es ciberseguro gracias a Eurocybcar, recomendada por INCIBE en su 'Catálogo de empresas y soluciones de ciberseguridad'. Al igual que hacen esos dos organismos europeos, Eurocybcar hará públicos los resultados de los test para que el consumidor pueda conocer y comparar el nivel de ciberseguridad de los coches.

En el test Eurocybcar se realizan tres tipos de pruebas: de acceso físico, de acceso remoto y las pruebas de APPs oficiales que ofrecen las propias marcas de automóviles para controlar a distancia sus coches, y que el conductor se descarga en su móvil. Todas estas pruebas son realizadas por un equipo de auditores certificados, compuesto por hackers, probadores de coches y por expertos en temas legales.

Por motivo de confidencialidad, Azucena Hernández no detalla las marcas y los modelos analizados que ya han superado el test; una información que se hará pública en los próximos meses. No obstante, aclara que "los automóviles candidatos a pasar el test son todos aquellos que se venden en Europa, sea cual sea la marca".

Además de colaborar con los fabricantes de coches, la empresa confirma que existen diversas instituciones, así como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han mostrado interés en analizar la ciberseguridad de sus flotas de vehículos. De hecho, algunas ya han iniciado los trámites para que sus vehículos sean sometidos al test.