Los ingresos del especialista en fricción Brembo a lo largo del pasado ejercicio fueron de 1.803,3 millones de euros, un 15,1% más que en 2013. Asimismo, el beneficio neto logró un 45% más, hasta los 129,1 millones de euros.

 

De la misma forma, la deuda financiera neta de la firma italiana se redujo en más de 50 millones de euros, con unas inversiones netas que sumaron un total de 123,4 millones de euros.

Su presidente, Alberto Bombassei, se mostró sumamente satisfecho de los resultados obtenidos, destacando "el cómo la plena utilización de la capacidad de nuestras instalaciones ha contribuido a un crecimiento adicional, tanto en términos de márgenes como de ingresos".

"Concretamente en Estados Unidos, ahora nuestro principal mercado, hemos satisfecho con éxito la creciente demanda mediante la mejora de los niveles de producción en nuestra planta de Homer (Detroit, Michigan)", apuntó acto seguido.

Gracias a las inversiones realizadas el pasado año en Estados Unidos y México, prosiguió, Brembo inicia ahora una nueva fase del proceso de internacionalización, lo que nos permitirá crecer aún más en ese mercado.

Las recientes señales positivas del mercado de la automoción en Europa e Italia, también les han permitido conseguir actuaciones alentadoras en la mayoría de mercados europeos.