La última incorporación al portafolio de Metalcaucho, presente en el Catálogo General 2019, es la nueva familia de tubos de engrase de turbo. Aunque ya se disponía de alguna, en este momento la compañía aumenta la familia a 39 referencias, completando la oferta para cubrir las aplicaciones más solicitadas del mercado, tratándose de una pieza de alta rotación.

La gama que lanza Metalcaucho dispone de referencias para 16 marcas diferentes: Audi, BMW, Citroën, Fiat, Ford, Hyundai, Kia, Lancia, Mercedes‐Benz, Opel, Peugeot, Renault, SEAT, Skoda, Suzuki y Volkswagen. Además, aplica a 291 modelos distintos.

De todas ellas, tal vez las más demandadas son, según la empresa, las que aplican a modelos con motores 1.6 HDi del Grupo PSA, como son las referencias 92151 (Citroën Berlingo, C2, C3, C4, C5 y Xsara Picasso; Peugeot 207, 307, 308 y Partner) y 92152 (Citroën Berlingo, C3, C4, Jumpy y Xsara Picasso; Peugeot 207, 3008, 308, 5008, Expert y Partner).

El tubo de engrase es una pieza crítica para el buen funcionamiento del motor, pues se encarga de lubricar el eje de turbo. El principal motivo de rotura del turbocompresor está relacionado con una mala lubricación del mismo. Es por ello que los expertos, para evitar y prevenir estas averías, recomiendan sustituir el tubo de engrase cada vez que se cambie el turbocompresor, e incluso en aquellas intervenciones en el motor donde sea necesario retirar el tubo de engrase.