Miarco, compañía valenciana especializada en la fabricación de cintas y soluciones adhesivas, ha donado 125.000 guantes de nitrilo y 12.000 mascarillas que se repartirán entre el Hospital General y el Hospital Arnau de Vilanova que, como el resto de los centros hospitalarios de la Comunidad Valenciana, se encuentran desbordados por la crisis sanitaria del coronavirus.

Estos Equipos de Protección Individual (EPIs) servirán para que los sanitarios puedan protegerse ante el contagio y contribuirán, en la medida de lo posible, a paliar los problemas de abastecimiento de EPIs sufridos por los centros sanitarios.

Cabe destacar, por otro lado, que Miarco ha adoptado distintas medidas en sus centros de trabajo para proteger a sus empleados, garantizando el suministro a aquellos sectores que ahora mismo son indispensables para la sociedad como el de la alimentación, sanitario y farmacéutico.

En este sentido, la empresa puso en marcha la pasada semana un plan de contingencia siguiendo las directrices marcadas por las autoridades. Entre las medidas adoptadas se encuentra la implantación de teletrabajo para todos los puestos en los que sea posible, que se ha extendido a los centros que Miarco tiene en Marruecos, Portugal, India y China.

Respecto a la planta de producción, continúa en funcionamiento con estrictas medidas de seguridad e higiene, limitando la presencia al personal necesario para las actividades fabriles, control de calidad, recepción de materiales, gestión de almacén y despacho de pedidos. Estas medidas buscan extremar la precaución, reducir el riesgo de contagio y maximizar la capacidad de respuesta de la compañía, ante las necesidades de los clientes y de la sociedad.