Continental y el operador logísitico DSV Solutions Spain abren un nuevo centro logístico en Cabanillas del Campo (Guadalajara), resultado de la ampliación de las necesidades de Continental para el suministro de neumáticos en España, un crecimiento que durante los últimos ocho años ha duplicado el volumen de neumáticos tanto en unidades como en tonelaje.

Durante todos estos años, el crecimiento del grupo Continental ha sido constante en todas y cada una de sus divisiones de producto, así como en todas las marcas que comercializa. De hecho, el Plan Estratégico de Continental hasta 2023 espera que las unidades de negocio vuelvan a crecer más de un 50%, informan desde la compañía.

El centro de Cabanillas del Campo, que ya se encuentra operativo, cuenta con un sistema automático de selección de neumáticos, único en el grupo en Europa, capaz de clasificar y etiquetar más de 1.500 neumáticos a la hora. Además, facilita el almacenamiento de los neumáticos y la gestión del comercio electrónico.

Almacén Continental Cabanillas 2

Este nuevo centro cuenta con los principales aspectos tecnológicos y de seguridad, permitiendo una mayor eficiencia tanto productiva como energética. Dispone de un sistema automático de preparación de las expediciones, una cinta de clasificación y distribución de neumáticos con 160 metros de longitud, varias estaciones de lectura de códigos de barras y con 14 estaciones de salida. Está gestionada mediante un software avanzado, que permite reducir la intervención manual, eliminando los errores, y mejorar la productividad y la eficiencia de la cadena de suministro.

El edificio, diseñado para el almacenaje de neumáticos, cuenta con un sistema de seguridad con resistencia al fuego con nivel de riesgo ALTO 8, tanto para los elementos estructurales como los elementos constructivos de cerramiento. La construcción de túneles protegidos y ventilados, que discurren desde distintos lugares de la nave hasta el exterior, permiten la evacuación del edificio en un posible caso de incendio y además existen salidas peatonales perimetrales tanto exteriores como interiores.

El centro cuenta, asimismo, con la última tecnología para prevenir y extinguir incendios, lo que implica sistemas de rociadores ESFR, exutorios de evacuación de humos, sensores de lluvia y viento, y un sistema de detección y extracción de humos de incendio por aspiración. Dispone también de un sistema de hidrantes exteriores y bocas de incendio equipadas. En la superficie exterior del almacén se ha instalado un depósito de agua de 1.100 metros cúbicos con un cuarto de bombas para mantener presurizada la instalación.