Lizarte es una compañía con más de 45 años de experiencia en el remanufacturado de componentes para el sector de la posventa de automoción, que tiene presencia internacional en los principales mercados europeos.

Los productos clave de la compañía navarra son los relacionados con el sistema de dirección del vehículo como las direcciones asistidas y las bombas de asistencia, aunque también trabajan el refabricado de compresores de aire acondicionado y sistemas de inyección diésel (como inyectores diésel o bombas diésel).

Mediante su proceso de remanufacturado, Lizarte participa en un concepto cada vez más conocido y reconocido como es la “Economía Circular”, adquiriendo de ésta un compromiso constante con la sociedad mediante el respeto al medio ambiente.

Desde la empresa explican cómo es el proceso de remanufacturado:

  • Se recogen los componentes de un vehículo que ha llegado al final de su vida útil (cascos).
  • Se clasifican y seleccionan dichos componentes.
  • Se trabajan dichos componentes mediante procesos industriales sujetos a estrictos controles de calidad como la ISO 9001 o la IATF 16949, certificado específico del sector automoción.

Se obtiene, según Lizarte, un producto de gran relación calidad/precio, con dos años de garantía y con un servicio técnico posventa multidioma especializado. “Un producto que ayuda a la sostenibilidad medioambiental, pues de otro modo esos componentes de un vehículo en su ciclo final del vida podrían haberse convertido en un desecho”.