Recambios Mourente, empresa asociada a Grupo Recalvi desde enero de 2019, ha donado 4.900 pares de guantes de nitrilo -de uso no sanitario- a las Fuerzas de Seguridad (Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil) que velan por el cumplimiento de las medidas dictadas por el Gobierno para frenar el avance del coronavirus.

La empresa, con siete puntos de venta en la provincia de Pontevedra, mantiene los servicios mínimos desde las 09.00 hasta las 14.00 horas sólo para abastecer de piezas a talleres que se encargan del mantenimiento de los vehículos utilizados por las administraciones públicas, servicios de emergencias y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Dirigida por César Bouzón y Ángel Blanco, Recambios Mourente efectuó la donación de los guantes “para echar una mano en un momento en el que las fuerzas del orden están realizando un enorme esfuerzo para velar por el cumplimiento de las restricciones contempladas en el decreto de estado de alarma”.

Sin embargo, los gerentes señalan que la crisis económica ocasionada por la pandemia está situando a la empresa en una situación “muy difícil”, con un descenso de un 80% en el volumen de facturación, informa Diario de Pontevedra. “Formamos parte de una cadena, la de la automoción, en la que si el estado de alarma no permite mover el coche, no se produce gasto; de hecho, tenemos previsto aplicar un ERTE de forma inmediata”. La medida afectará a 16 de sus 32 empleados.