Renault y Fiat estarían interesados en llegar a un pacto de fusión con la pretensión de mejorar su posición en digitalización y en el coche eléctrico. De este pacto, quedaría libre Nissan, el aliado de Renault, según informan diferentes medios internacionales y recoge Faconauto.

El acuerdo estaría muy avanzado y traería consigo un intercambio de acciones, así como el inicio de las negociaciones para sondear una gran fusión. Con el acuerdo, el principal objetivo sería poder hacer frente a los principales retos a los que se enfrenta el sector de la automoción.

Ambos grupos buscan afrontar sus retos más urgentes: revertir el retroceso de ventas en mercados clave, responder a las disrupciones tecnológicas y sobreponerse a sus crisis de liderazgo. La propuesta de Fiat sería una fusión al 50% para la creación de un grupo automovilístico líder en ingresos, volúmenes, rentabilidad y tecnología, con unas ventas totales de 8,7 millones de vehículos al año.

El diario El País señala que Renault, tras celebrar una reunión de su Junta Directiva, está dispuesto a “estudiar con interés” la propuesta de fusión con Fiat que los convertiría en el tercer grupo mundial del sector. La oferta estima que ambas compañías, que han experimentado un fuerte repunte de sus acciones, se ahorrarían conjuntamente unos 5.000 millones de euros anuales con las sinergias generadas por la operación.