La Asociación Española de Lubricantes (Aselube), a partir de las ventas propias con respecto al valor de mercado, reconoce que Shell es la primera empresa en venta de lubricantes de automoción en España en 2020 ya que, con una cuota en el sector del 17,1% (15,7% en turismos y 18,6% en vehículo pesado), comercializó más de 30 millones de litros de aceites de automoción.

En términos globales, Shell es la tercera empresa de lubricantes en el mercado español, con una cuota superior al 12%. También es la compañía que más lubricantes suministra a las fábricas de coches en España, pues más de cuatro de cada diez vehículos en los que se realiza el mantenimiento en un concesionario se hace con productos fabricados por Shell. Esto se debe a que Shell es proveedor de posventa en España de algunos de los grupos automovilísticos más importantes a nivel internacional.

Además, la compañía trabaja en colaboración con clientes y fabricantes de equipos originales para planificar un futuro energético más sostenible a través de nuevas tecnologías y máquinas de próxima generación. En este sentido, Shell ofrecerá a sus clientes lubricantes Carbon Neutral, con cero emisiones netas de CO2, a través de productos para turismos, motores diésel pesados y equipos y máquinas industriales.

Con este programa, Shell compensará las emisiones generadas durante el ciclo de vida completo de más de 200 millones de litros de lubricantes sintéticos premium (lo que equivale a sacar de la circulación 340.000 automóviles) y aspira a compensar 700.000 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e) al año. Esta iniciativa contribuirá al objetivo de Shell de convertirse en una empresa de emisiones netas cero para 2050 o antes, en sintonía con los objetivos de una sociedad más sostenible.