El Jaguar I-PACE cuenta con los amortiguadores delanteros y traseros pasivos de Tenneco, además de con los módulos de suspensión con muelles helicoidales y de suspensión neumática, diseñados para mejorar el rendimiento y la estabilidad de la suspensión.

“Nuestros innovadores módulos de suspensión, como los que incluye el nuevo I-PACE de Jaguar, se han diseñado para cumplir con los objetivos de conducción y maniobrabilidad de cada vehículo, así como con los requisitos específicos de montaje”, ha declarado Neville Rudd, vicepresidente ejecutivo de Tenneco Global Ride Control. “Estos módulos de suspensión incorporan diseños y materiales que ofrecen importantes ventajas para los vehículos totalmente eléctricos como el aligeramiento, el ahorro de espacio en los bajos y la integración simplificada”.

La reducción del peso total del vehículo es de vital importancia para el funcionamiento eficiente de los sistemas de propulsión eléctrica, que pueden ser más pesados en comparación con los sistemas de propulsión tradicionales de los motores de combustión interna. Los módulos de suspensión de Tenneco incluyen asientos de muelles de plástico y rodamientos de aluminio, además de otros componentes ligeros que pueden ayudar a compensar el peso de los motores eléctricos y de las baterías, lo que ofrece un mejor rendimiento del vehículo.

Tenneco suministrará los componentes y los módulos de suspensión del vehículo desde sus instalaciones de fabricación en Sint-Truiden, Bélgica (amortiguadores pasivos delanteros), Hodkovice, República Checa (amortiguadores pasivos traseros y módulos traseros) y Birmingham, Reino Unido (ensamblaje de módulos de suspensión neumática y muelles delanteros).