Toyota Motor Corporation y Toyota Industries Corporation han desarrollado una nueva batería para vehículos híbridos eléctricos, con el objetivo de fortalecer la progresiva electrificación de su gama y ayudar a reducir las emisiones de CO2 para contribuir a frenar el cambio climático global.

Esta apuesta por los vehículos electrificados forma parte del Desafío Medioambiental Toyota 2050, lanzado en 2015, que consta de una serie de ambiciosos objetivos a alcanzar en las próximas décadas, entre ellos, el compromiso de reducir un 90% las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos en el año 2050 frente a las cifras de 2010. Para lograrlo, serán clave los vehículos electrificados.

800 prius  toyota bateria

Toyota lleva apostando por la progresiva electrificación de la gama más de 20 años, desde que en 1997 puso a la venta su primer vehículo híbrido, el Toyota Prius, que llegó al mercado español en el año 2000. La estrategia de vehículos electrificados de Toyota se centra en una aceleración de los planes de desarrollo y lanzamiento de vehículos híbridos eléctricos, híbridos enchufables, vehículos eléctricos de batería y vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno, al mismo tiempo que se consigue una reducción de las emisiones contaminantes gracias al rendimiento medioambiental de los vehículos alternativos.

Por otro lado, Toyota está explorando nuevas alianzas para fomentar el desarrollo y la introducción en el mercado a nivel mundial de los vehículos electrificados. Además, la compañía anunció en abril de 2019 que otorgaría licencias libres de derechos sobre cerca de 24.000 patentes, de la que es titular de tecnologías relacionadas con la electrificación de vehículos, y ofrecería asistencia técnica gratuita a otros fabricantes que desarrollen y comercialicen vehículos electrificados cuando utilicen los motores eléctricos, baterías, PCU y ECU de control de Toyota, así como otras tecnologías de electrificación de vehículos como parte de sus sistemas de motorización.