Volkswagen inauguró recientemente en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) su primer centro Direct Express de España. Se trata de un nuevo concepto de servicio y mantenimiento del automóvil, consistente en intervenciones rápidas a precio cerrado para vehículos con una antigüedad superior a cuatro años, pertenecientes a las marcas Volkswagen y Volkswagen Vehículos Comerciales. La apertura de este centro forma parte de un proyecto piloto.

 

Con el objetivo de adaptarse a las necesidades de sus clientes, Volkswagen ha desarrollado el nuevo concepto de servicio posventa Direct Express, que incluye operaciones sencillas, que se pueden llevar a cabo en un corto espacio de tiempo y que tienen un coste económico ajustado.

Direct Express nace como una alternativa para los clientes de Volkswagen y de Volkswagen Vehículos Comerciales cuyo automóvil tiene una antigüedad de al menos cuatro años, y que necesitan realizar operaciones rápidas de mantenimiento como por ejemplo cambio de amortiguadores, pastillas, discos de freno, baterías o neumáticos, entre otros.

Así, en Direct Express los clientes podrán llevar a cabo la revisión de un Volkswagen Polo en 45 minutos o la de un Volkswagen Golf en una hora, aproximadamente. Asimismo, en otro tipo de operaciones como cambiar las pastillas delanteras de freno de uno de estos modelos les supondrá un tiempo de una hora. Todo ello sin la necesidad de solicitar cita previa.

Todas estas operaciones se realizarán con precios cerrados, con lo que el cliente conocerá el importe de la intervención de antemano. Direct Express se caracteriza por la agilidad, la rapidez y la sencillez, además de por ofrecer un precio ajustado.