La Red de Concesionarios y Servicios Oficiales de Volkswagen España han vuelto a la actividad poniendo el foco en la salud y seguridad de todos los trabajadores y clientes. Para lograrlo, la marca ha desarrollado “Clean Area”, un protocolo de recomendaciones preventivas que abarcan todos los procesos relacionados con la actividad diaria en sus instalaciones.

Antes de las reaperturas, el protocolo "Clean Area" establece cómo realizar la limpieza e higienización de todas las zonas de las instalaciones, puestos de trabajo, zonas comunes y de descanso, una limpieza que se repetirá a diario y que se refuerza con la adopción de prácticas de autolimpieza por parte de los empleados cada vez que se realice una operación.

Además, contempla la adecuación de las zonas de espera de clientes con sillas separadas o bloqueadas, evitando puntos de contacto como puertas y manetas y dejando los espacios abiertos y ventilados. Se retirarán dispensadores de agua, cafeteras, máquinas de vending, prensa y catálogos de las zonas de espera, y existirán pantallas y elementos explicativos de las medidas de seguridad tomadas, cuya información será reforzada por la que ofrezca el personal a cada cliente.

El equipo humano de las instalaciones utilizará guantes de nitrilo, mascarillas y gel hidroalcohólico, recomendándose también el uso de pantallas de protección en aquellas operaciones en las que sea complicado preservar la distancia interpersonal de dos metros. Los asesores ofrecerán los elementos de protección esenciales a cualquier persona que se presente en las instalaciones sin los mismos y les informarán sobre todas las medidas de higienización llevadas a cabo en la instalación. Se potenciará la concertación de cita previa.

Para las demostraciones de los vehículos de exposición, se recomienda realizarla desde el exterior y para acceder al vehículo se podrán abrir y cerrar puertas usando guantes desechables y mascarilla, priorizando que sólo entre en el vehículo una persona. Al salir del vehículo se realizará una higienización del mismo, señalizándose al acabar con el precinto de "Vehículo higienizado".

En el caso de las pruebas dinámicas, se ofrecerán concretando día y hora para facilitar que el vehículo esté higienizado en el momento acordado. Dentro del vehículo se deberá respetar el máximo de dos ocupantes -uno en la parte delantera y otro en la parte trasera, manteniendo la mayor distancia posible entre los ocupantes y utilizando mascarillas y guantes desechables. Además, se recomienda la utilización de protectores de asientos y alfombrillas desechables durante la prueba dinámica.

Cuando un cliente vaya a recoger su vehículo, este llevará el precinto de "vehículo higienizado" incorporado después de las intervenciones de higienización, y en su entrega se mantendrá la distancia de seguridad mientras se realiza la explicación presencial del vehículo con el cliente sentado en el coche y el asesor en el exterior. Los concesionarios tendrán la opción de hacer una "Entrega a domicilio" para evitar el contacto directo que, en el caso de la posventa, está ya operativo en las principales capitales de nuestro país.

En el área de posventa, a estos protocolos en la relación con el cliente se suma la recomendación de habilitar una zona específica y señalada para que se estacione el vehículo en el que se pueda higienizar sin necesidad de moverlo. En el caso de que el vehículo necesite trabajos adicionales, se podrán documentar por vídeo para su envío al cliente. El personal que trabaja en el vehículo usará los elementos de protección habituales e higienizará las zonas del vehículo en las que deba actuar, así como los elementos de las instalaciones que se manipulen. Antes de la entrega, el cliente podrá optar por la higienización con ozono. Realizado este proceso, se colocará el precinto "vehículo higienizado" para proceder a su entrega al cliente, que podrá recibir la documentación de las operaciones en formato electrónico.