La Volkswagen Automotive Cloud se ampliará paulatinamente a más regiones del mundo y estará disponible en Europa, China y Estados Unidos, mercados principales para la futura familia de modelos 100% eléctricos y conectados ID. Volkswagen y Microsoft también están trabajando conjuntamente en los primeros proyectos de servicios a vehículos conectados, y se han hecho progresos en el establecimiento del nuevo Centro de Desarrollo de Volkswagen en Norteamérica.

"Nuestra alianza estratégica con Microsoft es un elemento clave de nuestros esfuerzos para convertir Volkswagen en un proveedor de movilidad operado por software. Con la Volkswagen Automotive Cloud estamos trabajando en una solución única para nuestros clientes. Las posibilidades que abre nuestra capacidad de escalado nos confieren una enorme ventaja competitiva en este ámbito", ha destacado Herbert Diess, consejero delegado de Volkswagen AG.

"La tecnología digital está cambiando rápidamente todos y cada uno de los aspectos de la industria automóvil; desde el proceso de fabricación hasta el propio coche", señala, por su parte, Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft. "Nuestra alianza permitirá a Volkswagen proporcionar nuevos servicios a vehículos conectados basados en Azure, que acelerarán la transformación de la compañía en un proveedor de movilidad operado por software y definirán el futuro de la movilidad para gente de todo el mundo".

Microsoft Azure, con sus capacidades en materia de cloud, enrutamiento, inteligencia artificial e Internet de las Cosas, continuará formando la base del creciente ecosistema digital. Volkswagen utilizará su Automotive Cloud como centro de sus operaciones de datos de vehículos y servicios. El ecosistema digital está siendo desarrollado por la marca Volkswagen, en su calidad de marca principal dentro del Grupo, junto con distintos socios.

Igualmente, Volkswagen está preparando su ecosistema digital para los principales mercados de la futura familia de modelos ID. El ID., el primer vehículo en usar la Automotive Cloud, que será lanzado en Europa en 2020. La producción empezará también en China ese mismo año, mientras que un miembro de la familia ID. saldrá de una línea de producción en Estados Unidos a partir de 2022.

Volkswagen y Microsoft también están trabajando en los primeros proyectos para vehículos conectados. Se están focalizando en soluciones de comunicación y navegación, así como en servicios personalizados: éstos aprovecharán algoritmos autodidactas que facilitan el uso de servicios en el vehículo y ofrecen a los ocupantes funciones extendidas. La conexión automática a conferencias telefónicas y la transferencia de destinos de navegación solo serán los primeros pasos, entre los cuales también se incluirán la integración de Microsoft Skype y Microsoft Office.