El nuevo disco de freno ligero, ideado por Daimler AG y con la participación  de Brembo en el desarrollo del producto, es un proyecto que ha posibilitado a la empresa italiana lanzar al mercado un producto con características totalmente innovadoras.

Brembo, siempre comprometido con la investigación avanzada de nuevas soluciones tecnológicas respetuosas, ha desarrollado un disco que combina dos materiales diferentes: hierro fundido y acero.

La principal ventaja deriva de la carcasa de acero de sólo 2,5 mm de espesor, frente a los 7,5-9 mm. de las carcasas tradicionales de hierro fundido. Gracias a esta importante reducción de peso se obtiene un disco que, en función de la geometría de la carcasa, es entre un 10 y un 15% más ligero.

Este nuevo concepto de disco de freno ligero logra un resultado importante en la búsqueda de la reducción del peso, permitiendo que el consumo de combustible del vehículo sea sustancialmente inferior y, por lo tanto, que el impacto medioambiental sea menor.

La principal contribución de Brembo al desarrollo fue el diseño del engranaje de la carcasa, que se consiguió utilizando la precisa tecnología de dientes de engranaje. "Esta particular forma de la carcasa nos permitió superar con éxito varias pruebas de resistencia mecánica en el banco de torsión solicitadas por Daimler", indican los dirigentes de Brembo.